Toda la información de los actores argentinos
Nuestros Actores
Corazones solitarios

En Franzie, Mimí Ardú y Enrique Liporace componen a dos almas perdidas que un día, por accidente, se encuentran y se enamoran.


Por Pablo Lancone

Franzie (Mimí Ardú) es una maestra de escuela primaria que pasa los cincuenta años y sufre una enfermedad termina que elige guardar en secreto. Emanuel (Enrique Liporace) es un escritor que acaba de perder su trabajo como corrector, está próximo a tener un hijo, y atraviesa, desde hace tiempo, una crisis de inspiración que no le permite avanzar en su novela.

Después de un encuentro casual, Franzie le ofrece a Emanuel una curiosa propuesta: pagarle por su compañía en eventos sociales y familiares. Él lo duda, pero termina aceptando debido a su necesidad económica, sin saber que la relación entre ellos involucrará también sentimientos y dobles intenciones que no quedarán definidas del todo.

Pero Franzie no está del todo sola. Su madre (Norma Pons), internada en un psiquiátrico, aparece como una ausencia que marca su vida.

La primera película dirigida por Alejandra Marino es un drama con momentos de comedia. Si bien la trama trata temas duros como el caso de la enfermedad terminal de la protagonista, la muerte o la soledad, la ausencia de golpes bajos o los lugares comunes es lo que favorece al relato. Ello es lo que salva algunos momentos flojos del guión.

Sin embargo, el peso de Franzie recae en las actuaciones. Es así destacable el primer protagónico de Ardú (quien en cine se lució con su papel de reparto en El bonaerense, en 2002) en el rol de una mujer solitaria en sus últimos días, capaz de todo por un poco de cariño. Y esa búsqueda por ser querida tiene como contraparte la loable actuación de Liporace, quien en la relación con Franzie también se autodescubre. El resto del elenco, acorde, acompaña a esta pareja de corazones solitarios que se encuentran cuando más lo necesitan y resultan ser funcionales el uno al otro.

La cotidianeidad de Franzie y sus sentimientos hacen que el espectador se reconozca en pantalla o simpatice de inmediato con la protagonista y su compañero. Los caminos de San Luis, provincia en que fue filmada la película, son el escenario de estas vidas cálidas y tiernas que juntas luchan contra sus destinos.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Get Adobe Flash player

CINE

TEVE

TEATRO

ENTREVISTAS