Toda la información de los actores argentinos
Nuestros Actores
Crítica: "El amigo alemán"


Una historia de amor atravesada por la historia, los desencuentros y la libertad, desde la mirada de la directora Jeanine Meerapfel.                   



Por Martín Artigas

 

Jeanine Meerapfel nació en Alemania, pero vivió gran parte de su vida en Argentina. Aquí fue, de hecho, donde filmó una de las películas que marcó un hito en su trayectoria como cineasta: La amiga, un drama situado en plena dictadura militar que tuvo como protagonistas a Liv Ullman, Cipe Lincovsky y Federico Luppi.

Veinticuatro años después, Meerapfel vuelve a tomar puntos de nuestro devenir histórico para desarrollar un relato de amor con toques autobiográficos. El amigo alemán se centra en la historia de Fiedrich (Max Riemelt) y Sulamit (Celeste Cid), quienes establecen una cercana relación desde su niñez pese a la recelosa mirada de sus padres. Y eso porque ella es hija de judíos alemanes que llegaron a Buenos Aires para refugiarse del horror hitleriano, mientras que él tiene un padre que esconde un oscuro pasado nazi. Sin embargo, ese no será el único obstáculo: su amistad se pondrá a prueba varias veces, también, por los avatares de una época repleta de movimientos y hechos históricos que los tendrá como protagonistas. Desde los resabios del nazismo y los coletazos del mayo francés en Europa, hasta la irrupción de la última dictadura militar en Argentina, el retorno a la democracia y varios etcéteras más.

Es aquí, justamente, donde comienzan los problemas. Está claro que filmar una "historia de amor épica" en Argentina no es tarea fácil. Las exigencias que suponen una coproducción -en este caso, con el país de origen de la directora- provoca en la película un efecto poco feliz: actores argentinos doblados al alemán y actores alemanes doblados al español. Ese detalle atenta contra la verosimilitud y la frescura de las escenas, hasta en ocasiones tornarse algo molesto para el espectador atento. El otro punto que corre en contra del relato es la cantidad de hechos y/o situaciones históricas que abarca, algo que marea y provoca, en su forzada inserción en la trama, que algunos de sus personajes (Fiedrich en particular) se vayan desdibujando a medida que la película avanza.

Afortunadamente, El amigo alemán cuenta con buenos actores que sostienen esos puntos en los que el argumento hace agua. Noemí Frenkel, Jean Pierre Noher, Carlos Kaspar y Daniel Fanego interpretan pequeños pero lucidos roles, y siempre resulta placentero ver -aunque sea fugazmente- a grandes actrices como Adriana Aizenberg y Cipe Lincovsky en la pantalla grande. Y también está Celeste Cid, una magnética y atemporal belleza que lleva con altura a su heroína y deja en claro porqué es una de las actrices más prometedoras de su generación. Los créditos alemanes se encuentran bien representados por Benjamin Sadler, que compone a un profesor que enamora a Sulamit en su adultez. Riemelt, el protagonista masculino, en cambio, no consigue darle los atributos sanguíneos que su personaje requiere.

Aún con dificultades, Meerapfel aporta una mirada interesante a través de un tipo de cine no demasiado visitado por la industria local. Probablemente esta película no sea lo mejor de su obra, pero cumple en hablar de amor, de libertad, de ideales y de esa historia que no es necesariamente nuestra pero que igualmente cargamos sobre nuestras espaldas.


TRAILER

 

Comentarios 

 
0 #1 05-10-2014 09:53
Me pareció una buena historia, tanto en su proceso de desarrollo como en su final. Los actores me resultaron creíbles y la resolución, tanto en el aspecto amoroso como en la propuesta de final abierto, totalmente aceptable. Definitiva la aseveración de Friederich al decir que el ya había perdido todas sus guerras y se disponía a realizar una tarea pacífica ayudando a los nativos en su supervivencia. Un muy buen producto.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Get Adobe Flash player

CINE

TEVE

TEATRO

ENTREVISTAS