Toda la información de los actores argentinos
Nuestros Actores
Crítica: "El nido de hierro"


El universo femenino y el universo masculino colapsan en medio del sinsentido de una guerra cualquiera.                                   

 Por Martín Artigas

 

Son las bombas las que interrumpen la tarea de esas seis mujeres que bordan por encargo en un living algo venido a menos, en un tiempo y lugar desconocidos. Sus maridos, esos hombres que apenas nombran, libran afuera una batalla que les resulta ajena, que prácticamente desconocen. Son mujeres duras, pero que conservan esa mirada romántica, que esperan cartas no tanto como una señal de vida de sus hombres sino como una respuesta de amor correspondido. Hay, también, una lista de torpes reivindicaciones gremiales que las empleadas abrazan con mayor o menor compromiso; también llegan, del otro lado, argumentaciones basadas en las complicaciones que genera la economía de guerra y hasta disquisiciones sobre lo público y lo privado, explicaciones que cumplen con acallar –al menos momentáneamente– el reclamo.

Pero la "tranquilidad" de la jornada laboral termina con la irrupción de cuatro soldados en el lugar. Están heridos, sucios, confundidos y apenas recuerdan el motivo por el que caminaron tantos kilómetros cargando un cajón para llegar a ese lugar. No hay amor en ellos, sino el peso de cumplir con el deber. La contienda ha hecho estragos en sus cuerpos y en sus memorias, y por eso el encuentro con esas mujeres resulta confuso y violento. Los diez tendrán, entonces, que desanudar el enigma, el porqué de esa inesperada visita.

Con dramaturgia de Ariel Amestoy, El nido de hierro bucea en los estragos de la guerra, pero también en los universos de lo femenino y lo masculino, en sus particularidades y en sus generalidades. Para ello, apela a filosos diálogos repletos de humor negro, a recortes culturales sobre lo que socialmente se espera de hombres y mujeres y, fundamentalmente, a los contrastes que se generan cuando esos universos chocan, se atraviesan o se llevan por delante. La puesta resulta efectiva y entretenida, pero fundamentalmente deja varias capas de subtexto en el espectador que permite seguir disfrutándola –y pensándola– aún después de terminada la obra.

Cabe destacar también las actuaciones de Verónica Amézola, Natalia Cavallaro, Marisú Papaleo, Juliana Guerin y Gerónimo Reig, aunque todo el equipo consigue aportar a sus personajes el volumen necesario para tocar notas que rozan el absurdo y el drama. La dirección está a cargo de Emilio Urdapilleta. 



EL NIDO DE HIERRO
De Ariel Amestoy

ACTÚAN

Verónica Amézola, Natalia Arandiga, Lucas Bacchia, Natalia Cavallaro, Matías Horacio Giménez, Juliana Guerin, Marisú Papaleo, Gerónimo Reig, Sebastián Stanicio, Sabrina Tomasin. 

FUNCIONES
Sábados a las 20 (Hasta el 30/03/2013)
Sábados a las 23 (Del 06/04/2013 al 25/05/2013)

LUGAR
Teatro IFT - Boulogne Sur Mer 549, Ciudad de Buenos Aires.

ENTRADAS

General: $50.-
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Get Adobe Flash player

CINE

TEVE

TEATRO

ENTREVISTAS